Emisiones tóxicas

Las emisiones tóxicas se caracterizan por la liberación a la atmósfera de sustancias gaseosas.

Pueden tener distintos orígenes:

  • Gas bajo presión: fosgeno, óxido de etileno, cloruro de vinilo, amoniaco o incluso cloro
  • Descomposición por el agua: TiCl4, POCl3, SOCl2
  • Reacción térmica: silanos
  • Soluciones concentradas: ácido clorhídrico, amoniaco.

Estos productos presentan un poder de destrucción elevado de las espumas convencionales. En algunos casos, la aplicación de espumas está formalmente desaconsejada por su reacción violenta.

Es necesaria la aplicación de una espuma diseñada especialmente y, en todos los casos, un estudio técnico previo permite observar cada riesgo.

  • Filtros